Despedirse

A veces despedirse es tan difícil que la garganta se hace un nudo porque se niega a pronunciar las palabras. Así que en este día tan gris en el que has tenido que irte, tan solo te diré: Hasta pronto, Sira.

Leer más Despedirse