De futuros inciertos y amores eternos

Ya es jueves, ¿no? Y yo había dicho algo de actualizar el blog cada quince días, creo recordar. Que no, que no se me había olvidado. No, no lo he dejado para el último momento y he escrito esto a toda prisa y de cualquier manera para salir del paso y no quedar mal conmigo…