El misterio de los productos femeninos

Siempre me ha parecido que cierta publicidad orientada al sector femenino era, como poco, ridícula. Tomo como ejemplo cualquier anuncio de compresas o tampones que se haya realizado en los últimos treinta años, con una excepción: aquellos protagonizados por la mujer de rojo, que me hacen mucha gracia («Hola, soy tu menstruación»). Porque sinceramente os digo, lo último que a una le apetece esos días es ponerse a bailar restregando sus partes por la cara de otra persona.

Si atendemos a la publicidad lo único que hacemos es limpiar, planchar, comprar, ponernos cremas, ducharnos, teñirnos el pelo, ir divinas de la muerte, pinchar condones el día de la madre… Cuántas cosas, ¿verdad? Porque nosotras lo valemos y podemos realizar varias tareas a la vez. Los hombres, en cambio, la mayor parte del tiempo lo dedican a beber cerveza, comer y conducir (¡vaya!, se me olvidaba la tecnología. La tecnología es suya, a nosotras esas cosas no nos interesan, igual que el deporte, menudo rollo).

El caso es que, hace unas semanas una amiga mía compró por internet un producto exclusivamente femenino. Una depiladora especial para las partes íntimas. Hasta aquí nada del otro mundo, lo sé. 48 horas después de realizar su pedido ya lo tenía en su casa. Lo sacó de su envoltorio y abrió la caja para comprobar que no faltaba nada.

Depiladora, sí. Cable, sí. Cabezales de precisión, sí. Mini cepillo para la limpieza, sí. Adaptador, sí. Pegatinas, sí.

¿Pegatinas? ¿Pegatinas para qué?, te preguntarás. ¿Para tunear tu depiladora como si de la «Guitar Hero» se tratara? No, pero casi. Estas son las pegatinas:

 

pegatinas

 

Tranquilos, tranquilos, que viene con instrucciones de uso:

 

instrucciones

 

¿Ya lo has entendido? ¿Y cómo te has quedado?

Puede que yo sea un poco ignorante respecto a esto, o tradicional, o yo que sé, pero… ¿Un gato? ¿Ahí? ¿En serio? La cara de un gato dibujada con los pelos del… ¡Un gato! ¡Es un gato! No se tú, pero yo me muero de la risa imaginándolo (y mi amiga, y mi señora esposa, y la compañera de trabajo…)

Ponte en situación, te depilas tus partes íntimas con forma de cara de gato (o tu pareja, lo mismo da). Estáis ahí, golosos (o golosas), te quitas las bragas (o se las quita) y… «Mira, cariño, soy Catwoman». Sexo, sexo, no sé si habrá mucho, pero risas…

Y ahora me pregunto, si fuera para hombres, ¿cómo serían las pegatinas?

Anuncios

9 thoughts on “El misterio de los productos femeninos

    1. Jajajajajajaja… La verdad es todas tienen su punto. Y no he mencionado que son de usar y tirar. Así que solo puedes disfrutar cada diseño una vez y lo que tarden en crecerte los pelos. 😛

      Un saludo y gracias por comentar.

  1. Doy fe de que todo lo contado anteriormente es rigurosamente cierto.
    PD: Cuando las vi en un principio no tenía ni p— idea de para qué eran… incluso se me pasó por la cabeza regalárselas al hijo de mi compañera de trabajo… jajajajajajaja

  2. ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA! Por favor… pero es que no sólo el gato, ¿y la corona? Con la que está cayendo… Mamma mía.
    Si fuera para hombres, por lo pronto, se me ocurre… ¡el logo de Superman!
    Cómo echaba de menos este blog, no se puede estar tan desconectada UU’ ¡Voy a ponerme yo también al día!

  3. jajajaja… pues a mi la que me hace el rayo en plan “Harry Potorroter” xD
    sep, lo de la publicidad puede llegar a extremos muy tristes. a mi me ponen muy de los nervios los anuncios eso de la tia que viene del futuro a traer una lejía … ¿de verdad? ¿vienes del futuro y sólo se te ocurre traer una lejía? ¿no podía ser la cura del cáncer? ¿la del SIDA? ¿un número premiado de la ONCE? y es que además, le deja claro a la señoratraumatizadaconlasmanchasdelaropadesuhijo que dentro de 100 años va a seguir lavando la ropa ella, pues que bien 😛
    un saludo, nos leemos
    Sergio Mesa / forvetor
    http://miesquinadelring.com/
    pd. si los hubiera para hombre serían una cabeza de elefante, una serpiente/dragón, pinocho (que hay público para todo), una señal de tráfico apuntando en la dirección correcta…

    1. “Harry Potorroter”, ¡Qué bueno!
      La de ideas que me estáis dando para mi negocio en potencia, ¿no os he dicho que me quedo con todos los derechos de los comentarios del blog? Ups, menudo despiste. 😛

      Un saludo y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s