Del dulce caos

Fotografía: Ester Valverde

 

«LA TORMENTA PERFECTA»

A la tormenta perfecta no la anuncian nubes negras.

Es una tempestad sin viento,

sin relámpago, sin trueno.

Es un torbellino que no gira

y una borrasca de interior.

 

La tormenta perfecta es un aguacero de champú,

una ventisca de piezas de colores

y un ciclón traidor escondido bajo el colchón.

 

La tormenta perfecta es un huracán que te saquea la nevera,

un chaparrón de ropa revuelta

y un tifón de bocetos en el salón.

 

La tormenta perfecta se genera con un «juega tú solo»,

se detiene con un «¿qué haces?»

y se certifica con un «nada».

Anuncios

4 thoughts on “Del dulce caos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s