Del dulce caos

Fotografía: Ester Valverde

 

«LA TORMENTA PERFECTA»

A la tormenta perfecta no la anuncian nubes negras.

Es una tempestad sin viento,

sin relámpago, sin trueno.

Es un torbellino que no gira

y una borrasca de interior.

 

La tormenta perfecta es un aguacero de champú,

una ventisca de piezas de colores

y un ciclón traidor escondido bajo el colchón.

 

La tormenta perfecta es un huracán que te saquea la nevera,

un chaparrón de ropa revuelta

y un tifón de bocetos en el salón.

 

La tormenta perfecta se genera con un «juega tú solo»,

se detiene con un «¿qué haces?»

y se certifica con un «nada».

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Maribel sandonís dice:

    Precioso y preciosa la foto.

    1. Muchas gracias, Maribel. 🙂

  2. ¡Patricia! Me encanta cómo utilizas el arte para expresar lo que sientes. Es una de las grandes terapias de esta vida. Todo mi ánimo, por si ese caos se extiende a cotas insospechadas. ¡Un besazo!

    1. Jajaja. El caos, poco a poco, empieza a ser más llevadero ahora que, irónicamente, hemos organizado nuestro tiempo. 😉
      Muchas gracias por tus ánimos y tu comentario.
      ¡Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s